14 abril 2006

El costo de la familia real

Ante la situación que estamos viviendo en España, muchos españoles nos preguntamos dónde está el Rey y para qué nos sirve la Monarquía.
Además, hay que tener también en cuenta que muchos o no habían nacido o no tenían edad para decidir o darse cuenta de lo que supone la Monarquía como sistema de Estado; amén de que dicho sistema nos fue impuesto ya que no fuimos consultados sobre qué nos parecía la decisión unilateral de Franco nombrando a Juan Carlos príncipe heredero.
El Rey es Rey porque el anterior Jefe de Estado lo nombró, pero no porque los españoles lo decidiéramos.
El artículo que adjunto (publicado en La Jornada) es una muestra de las sombras que rodean al Rey y a su familia y de las que antes o después tendrán que dar explicaciones a los ciudadanos.
Por cierto, la Monarquía ya sumió en el caos a España, ¿volverá a hacerlo?

ooooooOoooooo

Madrid, 11 de abril. Una monarquía parlamentaria como la española, que reconoce como jefe de Estado al rey Juan Carlos y otorga numerosas prebendas a su familia, tiene también un elevado costo para las arcas públicas. Según la Ley Orgánica de los Presupuestos General del Estado para 2005, la denominada "familia real" tiene dos partidas presupuestarias: una genérica para la "Jefatura del Estado", cuyo importe total es de 7 millones 776 mil 340 euros, y otra bajo el epíteto de "apoyo a la gestión administrativa de la Jefatura del Estado", cuyo importe asciende a 5 millones 282 mil 130 euros. El total anual de la partida presupuestaria, en la que no se incluye los gastos indirectos que asumen otras instituciones del Estado, asciende a casi 13 millones de euros al año.

Esta cifra oficial es la que se reconoce en los presupuestos, si bien ha habido actos públicos, como la boda del sucesor a la corona, el príncipe Felipe, que únicamente por los fastos del enlace se gastaron más de 30 millones de euros.

Pero lo que más indigna a los republicanos no es el costo económico de la monarquía, sino la supuesta impunidad de que gozan los miembros de la "familia real". El republicano Armando López Arenas señala al respecto que "los principales obstáculos que encontramos para denunciar esta situación y luchar por un nuevo régimen son el control de los medios de información que existe en este país, que tienen una especie de temor reverencial para hablar de la monarquía, del rey, de su familia y de sus negocios, y del papel que juegan como piedra angular de un modelo neoliberal imperante en España".

Miquel Jordá i Tarragó remató: "La monarquía no puede ser criticada públicamente, puesto que cambiaron el derecho penal para impedir que se denuncie cualquier tropelía del rey, de sus ascendentes y descendientes. Por ejemplo, si existiese un caso de corrupción o de negocios ilícitos en contra de la familia real no se podría actuar legalmente. Es conocido que cuando tomó posesión, Juan Carlos no tenía ni un duro y ahora se sabe que es jefe de una de las familias más ricas de España, se ha dicho que es la cuarta o quinta fortuna del país. Y yo me pregunto de dónde ha salido este dinero, de qué vive su familia..."

------------------------------

Aquí dos enlaces que tal vez pueden ayudar:

Enlace 1

Enlace 2

4 Comments:

At 6/02/2006 4:46 p. m., Anonymous Anónimo said...

en Portugal, tenemos una Republica...desgraciadamente...e tambien es peor en lo economico-finaceiro; el presupuesto anual es mas del doble del de la jefatura del Estado en España...

 
At 6/02/2006 11:02 p. m., Blogger administrador said...

No hay que fijarse en república o monarquía, hay que fijarse en la Jefatura del Estado. A mí me da igual que esté el Rey a que esté el nieto de Alcalá Zamora, al fin y al cabo van a ejercer la misma función, siempre por debajo del legislativo, que ese sí emana directamente del pueblo. Y puestos a elegir, y atendiendo a los precedentes, me quedo con una monarquía porque nos asegura que la Jefatura del Estado es completamente apolítica, cosa que con una república sería imposible, y en España no están las cosas para teñir de color los pocos órganos independientes que nos quedan. Tal y como funcionan los dos partidos mayoritarios, ninguno está en condiciones de asegurar que respetarían la independencia de la Jefatura. Muy al contrario, la utilizarían para su propio beneficio. Tenemos multitud de ejemplos judiciales de parcialidad y hasta el presidente del Congreso no es independiente.
República? Eso sí que nos trajo desgracias, no la monarquía.

 
At 6/16/2006 4:04 p. m., Blogger Midar said...

Lo mejor es una organización como la de los EEUU en donde el Presidente es el Jefe de Estado y el responsable del Poder Ejecutivo.
¿Para que mantener una Jefatura del Estado separada (con un Rey pusilánime que sólo defiende sus intereses de familia. Ver los enlaces que pongo al final del comentario original pues son muy sugestivos), que como en España no nos sive de nada a los ciudadanos salvo gastos a nuestro bolsillo?.
La República efectivamente no fue muy buena para España en su momento, pero si pudo llegar a lo que llegó es indudable que fue por irresponsabilidad de la Monarquía.
El Poder Judicial tiene que darnos muchas explicaciones sobre sus actuaciones y el Poder Legislativo, que teoricamente es que que nos representa directamente, no se ha carectizado precisamente por preocuparse de lo que opinamos sus mandatarios.
¡Estamos jodidos!

 
At 4/28/2007 11:44 a. m., Anonymous Anónimo said...

Mana kojones ke tengamos una puta monarkia impuesta por el jodido franco.Si esto es lo ke llamais demokracia ke os jodan a todos! yo me voy a kuba!!!

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home